Gatos abandonados (1996)

Se acercaba siempre a consolar y a ayudar a quien lo necesitase.

Escuchar el mp3 Si no funciona, usar este

Como a gatos abandonados
los va recogiendo en sus brazos,
machacados y sin rumbo, como ciegos,
corazones todos enfermos.

Un genio sin su poco de amor
aterrizaría entre paredes acolchadas
tras gritar su canto lúcido
como un pensamiento, como un testamento.

Hay heridas tan profundas
que no se pueden curar;
sólo se pueden tapar las vías
con palabras, sonrisas y caricias
de sus manos.

La vida parece hecha a medida
hasta que un dia cae la cortina
y la casa se derrumba sobre uno
y echas de menos el amor de ayer.

Hay heridas tan profundas
que no se pueden curar;
sólo se puede echar tierra a la pena
de no haber podido retenerla
en tus manos.

(Junio 1996)

No comments: